Vida útil de un refrigerador

Según los estudios, estos electrodomésticos tienen una vida útil de entre 10 y 16 años, si tenemos en cuenta que trabajan continuamente, es una cantidad de tiempo considerable. Sin embargo, no hay que fiarse de las estadísticas; cuanto más cuidado le demos, más tiempo sobrevivirán. A continuación, se describen algunos consejos que puede tomar en cuenta para alargar la vida útil del refrigerador.


1. Termostato

En primer lugar, hay que conocer la temperatura a la que debe mantenerse el refrigerador. Una temperatura de 4°C a 5°C es buena. 

No hay que confiar en la rueda interna del frigorífico, sino conseguir un termostato e instalarlo allí. Esto ayudará a absorber el aire caliente que entra cada vez que se abre el recipiente que contiene los alimentos y bebidas frías.

Ponga solamente los alimentos fríos dentro; no ponga los alimentos calientes. Como resultado, habrá menos aire caliente dentro.

Dejar espacio entre la comida y el aparato permitirá una mejor circulación del aire a lo largo de todas las paredes.

Si en algún momento su termostato se descompone, puede dirigirse con un experto en reparación de refrigeradores para que lo ayude a cambiarlo, y así extender la vida de su refrigerador.

2. Puertas

Abrir la puerta del refrigerador y dejarla sin cerrar mientras se decide lo que se va a preparar es un error común. Por lo tanto, decida primero lo que quiere comer antes de abrir el refrigerador. Aunque puede ser una molestia, hacerlo le ayudará a mantenerlo en buen estado.

Otra consideración a tener en cuenta con las puertas es mantener la limpieza en el interior.

Su frigorífico "trabajará" más de lo necesario si falta la goma de la puerta, esto provocará que el aire frío salga y se desperdicie electricidad.

Lo primero que hay que hacer es comprobar que las gomas están libres de residuos. Se aconseja limpiarlas dos veces al año; puede hacerlo con un cepillo y pasta de dientes. Después de aplicar la pasta en las gomas, límpielas con una toalla fresca.

3. La zona

Lo mejor es colocar el frigorífico a unos 15 cm de la pared para que el condensador pueda enfriarse adecuadamente.

Asimismo, un condensador que tenga polvo no funcionará eficazmente en la nevera. Puede limpiarlo dos veces al año para evitar que se dañe con el paso del tiempo.


¿Cómo elegir el mejor refrigerador?

Existe una clase climática para cada refrigerador. Ésta le informa del rango de temperaturas ambiente en el que puede funcionar. Asegúrese de que su frigorífico tiene una clase climática SN, SN/ST o SN/T porque sólo estos tipos de aparatos pueden funcionar en espacios de hasta 10 °C, lo que los convierte en las mejores opciones.

No obstante, diversos estudios demuestran que algunos refrigeradores funcionan mejor que otros a la hora de mantener una temperatura segura y constante en una noche fría o durante una ola de calor.


Características


Estanterías de cristal

Para evitar que los alimentos y los líquidos de la carne se derramen sobre los objetos colocados en el nivel inferior, utilice un congelador o frigorífico con estantes de cristal en lugar de estantes de alambre. Puede cambiar la zona del congelador para que se adapte mejor a usted gracias a los estantes ajustables.

Además, puede hacer espacio adicional cuando lo necesite para objetos grandes, como una sandía entera o un pavo de Navidad.

Termostato

Para ajustar la temperatura del frigorífico y del congelador, la mayoría de los modelos incluyen un único termostato manual. Básicamente, se trata de un dial con los dígitos 0 a 5.

En lugar de temperaturas en °C, el dial denota niveles de potencia. Hay que subir el termostato para aumentar la potencia y hacer que el frigorífico y el congelador funcionen con menor temperatura.

Reduzca la temperatura si su refrigerador está demasiado frío. Algunos experimentos demuestran que si se utiliza el ajuste del termostato aconsejado en la mayoría de los manuales de instrucciones de los frigoríficos, a menudo se obtienen temperaturas que no son adecuadas para congelar o refrigerar los alimentos. Es posible que sus alimentos estén más calientes de lo que deberían.

Para que pueda estar seguro, le aconsejamos que utilice otro termómetro de nevera/congelador para verificar las temperaturas de ambos compartimentos.

Panel de control estándar

Aunque no es un componente necesario, un panel de control puede ayudar en la configuración del refrigerador. En los paneles de control básicos se pueden encontrar botones y luces de funcionamiento sencillo, como un interruptor de encendido/apagado y una luz de encendido.

Compartimientos transparentes

Elija cajones de plástico transparente en lugar de opacos para poder ver rápidamente lo que hay en el refrigerador. De este modo, evitará dejar la puerta abierta más tiempo del necesario, lo que podría aumentar sus gastos de electricidad.